ABEJAS Y MIEL

 

LA MIEL PURA DE LA SIERRA DE YESTE es el fruto del trabajo paciente realizado durante todo el año y de la experiencia acumulada a lo largo de varias generaciones familiares de apicultores tradicionales, en estas montañas de la SIERRA DEL SEGURA.

 

Nuestro tipo de abejas está adaptado plenamente a estas

montañas, dado el proceso de selección natural al que han

sido sometidas a lo largo de los años por las condiciones

climatológicas del duro invierno. En ningún momento del

año estas abejas trashuman hacia lugares más cálidos,

manteniendo por tanto intacta su raza autóctona y consi-

guiendo esta miel, única, singular y de escasa producción,

tal como reza la Relación de la Villa de Yeste de 1.575,

encargada por Alfonso X.

 

 

COMIENZA LA TEMPORADA

 

Los colmenares inician la temporada en los montes de Arroyo Morote, Juan Quílez, Llano de La Torre y Jartos. A mediados de febrero realizamos una importante colocación de cera nueva y retiramos la vieja para su reciclado ecológico (calentamiento, licuación y laminación); esta será la cera limpia del año siguiente.

 

La flor de almendro está ahora a punto de estallar; es la encargada de dar el pistoletazo de salida a la primavera, y las abejas ya saben que comienza la temporada de trabajo. El polen de almendro es muy importante para las abejas, ya que con él alimentan las larvas que llenarán de cría la colmena.

 

 

PROCESO DE ELABORACIÓN

 

En los primeros días del mes de marzo, comienzan a blanquear los romeros y es entonces cuando confeccionamos los enjambres nuevos en las cajas que han quedado despobladas durante el invierno. Dentro de un mes, si las condiciones de temperatura y humedad lo han permitido, realizaremos el primer y único corte de miel pura de romero que llevaremos en bidones desde el lugar de corte a la sala de la miel,  donde lo colaremos en grueso y luego la micro-filtraremos para a continuación envasarla inmediatamente en tarros de cristal aprovechando las condiciones de densidad óptimas para el movimiento de nuestro producto. Nunca, por tanto, recurrimos a su calentamiento para no destruir las propiedades y jamás añadimos algún compuesto comercial que impida su cristalización natural.

 

Hacemos uso de las mejores condiciones higiénico-sanitarias durante todo el proceso; número de registro sanitario: 2303088/AB.

 

 

RECUPERACIÓN

 

Durante el mes de mayo las colonias se recuperan de provisiones con la infinidad de flores diversas. Los tomillos y el monte bajo ofrecen a nuestras amigas la posibilidad de restaurar la obra interior y volver a obtener un nivel alto de miel, que a veces, muy pocas, nos permite realizar un nuevo corte. Es la miel de mil flores de monte.

 

 

HIBERNACIÓN

 

En Junio los colmenares son trasladados a nuevos empla-

zamientos; esta vez Boche, Calar y Valle de Tus,Bochorna,

La Parrilla, Sierra de Lagos y Valle del Segura van a servir de

asentamientos a estos seres maravillosos. Pecorearán floración

de subsistencia -su alimento de invierno- (mejorana, zamarrilla,

espliego, brezo, encina, roble y fresno) hasta finales de octu-

bre, que será cuando las trasladaremos de nuevo a las tierras

bajas de Yeste para entretenerlas en la flore de ajedrea y

prepararlas para un nuevo invierno.